“Brasil, el paraíso del kite”, o “Kitetrip por Brasil” o tal vez, “Brasil, el mejor viaje para hacer kite”… Son infinitos los titulares que se me ocurren para escribir esta reseña pero al final todos me llevan al mismo lugar. En Brasil vas a navegar TODOS los días y lo que es más importante, en bañador 🙂

He querido enfocar este artículo de una forma diferente. En esta ocasión lo voy a redactar como una guía de 10 días que os llevará por algunas de las playas más bonitas en Brasil desde Cumbuco hasta Jericoacoara. Seguramente no estarán todas las playas, ya que se trata de un litoral de 300 kilómetros aproximadamente, pero os garantizo que las que están os van a gustar.

El “kitetrip” está dividido en 4 etapas con la idea de no estar todos los días maletas para arriba y maletas para abajo. Además también vamos a poder hacer vida en las posadas e intercambiar ideas que luego pueden resultarnos muy interesantes. La primera etapa es Cumbuco, la segunda etapa es Paracurú, la tercera etapa nos llevará a Ilha do Guajirú para acabar la última etapa en Jericoacoara.

Etapa 1. Cumbuco.

Día 1: Aeropuerto de Origen -> Fortaleza

Siguiendo los consejos de David Gonzalez en el artículo que escribió hace ya casi un par de años sobre su viaje a Brasil, decidimos alojarnos en esta primera etapa del viaje en la Posada meeting Point de Cumbuco. Tal y como cuenta él en el artículo la posada es una pasada. Os iréis dando cuenta de que los precios de las posadas, conforme vamos subiendo hacia arriba, van incrementándose. Decidimos pasar las 4 primeras noches aquí e ir desplazandonos con un coche de alquiler a los spots cercanos. En la posada pueden conseguiros tanto cambio de dinero como un coche de alquiler.

Posada Meeting Point en Cumbuco

Lo normal es que el primer día lleguéis tarde por lo que ya no será posible navegar.  Si estáis con mucho mono podéis pegaros una sesión nocturna en la playa que hay al lado del meeting point. Pero ya os digo que no os va a hacer falta. Aprovechad para conocer a la gente que hay por allí y salid a cenar algo. Que no se os olvide tomaros de postre un açaí en el Açaí do Sarah.

Açaí con Mango y M&M´s

Kite Beach en Cumbuco

Día 2: Downwind desde la playa del meeting  a la laguna de Cauipe.

Es un downwind muy bonito para conocer la zona, además podéis pasar allí el resto del día tirando trucos con algunos de los pros que se encuentran por la zona. Es fácil coincidir con Carlos Mario, Set Texeira, Alex Neto, Kalú de Sousa, Fer Miller y las promesas del kite Claudia León y Mikaili Sol. Para comer podéis llevar bocatas o almorzar en “La guardería”. Una pequeña barraca al pie de la laguna donde tienen unos cocos riquísimos. El poblado que hay detrás de la guardería es Cauipe y es ahí donde vive Carlos Mario. No tengáis miedo, daros una vuelta por allí.

Laguna de Cauipe

Día 3: Downwind de la laguna de Tabuba a la playa del meeting.

Para hacer este downwind es necesario que subáis a la laguna en coche o en buggie ya que se encuentra a unos 4 kilómetros de la posada. Otra opción sería hacer un upwind, navegar allí y downwind cuando os canséis. Algunos años la laguna está llena y otros vacía. En nuestro viaje se encontraba vacía pero por lo visto, se llenó al subir la marea así que tendréis que preguntar cómo está antes de ir por allí.

Día 4: Laguna de Taíba.

Desayuno potente, ¿no habéis probado aún la tapioca?, charla con los chic@s del meeting y directos a la laguna de Taíba. Se tarda poco más de una hora en llegar. Echaríamos allí el día y sobre las 17:30 nos iríamos de vuelta al meeting. Cuando estéis navegando veréis que hay otras dos lagunas detrás de la principal. Id hasta la última y subid un poco río arriba. La sensación es preciosa. Vais a ir navegando entre la duna, palmeras, cocoteros, burros, vacas …

Ojo, no dejéis nada a la vista en el coche. Hay raterillos por la zona “bicheando”. Si sois un grupo llevaros todo el material a donde estéis. Si sois dos llevaros solo el material imprescindible.

Si no queréis conducir de vuelta, en Taíba, tenéis la posibilidad de dormir en la posada Blauset. Nosotros nos quedamos allí y los dueños son encantadores. Tienen piscina, wifi, desayuno y todos los detalles necesarios para que os sintáis como en casa.

Lagunas de Taíba

Posada Blauset en Taíba

Etapa 2. Paracurú

Día 5: Paracurú

Bien tempranito y después de desayunar fuerte en el meeting nos dirigimos con el coche al municipio de Paracurú. Este es uno de los spots preferidos por la gente que se alojaba en el meeting. Es una playa gigante con dos zonas. Plato o poco choppy y media ola detrás. Imaginamos que en la temporada de olas se deberán meter allí buenas bombas porque había mucho ambiente strapless.  Sobre las 17:30 nos iríamos a dormir al pueblecito de Guajirú o a Flecheiras. Según donde encontréis alojamiento. Nosotros nos alojamos en la posada Bons Amigos. Es una especie de B&B que no me gustó mucho, pero llegamos prácticamente de noche y sin reserva así que….

Niños aprendiendo surfing en Paracurú pueblo.

Llegando a Paracurú Kite Beach

Etapa 3. Ilha de Guajirú.

Día 6: Navegada el Guajiru Kite Center.

Ahora tengo de darle las gracias a Oscar de True Surfing por su consejo. Si no es por tí no descubrimos este sitio. Es un spot paradisíaco. Hay una barraca (restaurante) con todos los detalles, compresor para inflar el kite, ducha y servicio. Los precios no son muy económicos pero te preparan un pescado a la parrilla de infarto. La playa promete y seguro que a partir de Noviembre se meten allí buenas olas. Por si fuera poco éramos muy poquitos en el agua. Lo dicho, un secret spot perfecto. Sobre las 5 de la tarde nos fuimos a dormir a Ilha de Guajirú. Elegimos el Nomade Kite Camp. Hay varios opciones más para dormir allí. Éste es el más económico y además el ambiente es muy distendido. Nosotros estuvimos muy a gusto con Francisco y el resto de l@s chic@s. ¡Gracias!

Guajiru

Día 7: Precioso Downwind de Almofala a Ilha de Guajirú

La noche que llegamos hablamos con Francisco para hacer este precioso downwind. Por 45 reales por persona te llevan a Almofala y te guían durante el trayecto así que en cuanto los chicos del Nomade Kite Camp nos dijeron salimos directos para hacerlo. Esta ha sido una de las experiencias más bonitas que hemos vivido. Empezamos navegando en el pueblecito pesquero de Almofala rodeados de artes de pesca, barcos y cocoteros. En unos poquitos minutos Francisco se salió de la playa y nos metió en un río de agua dulce. Ahora vais a navegar en una zona de agua plato, entre manglares y con palmeras a los lados. Es una experiencia realmente maravillosa. Hay una zona donde el agua es completamente “flat”. Ahí pasaréis un rato “jugando”. Luego el downwind sigue. Saldréis de nuevo al mar para más tarde acabar en la laguna de la isla. Allí podréis navegar hasta que ya no podáis más. (Perdonad por el vídeo. Me equivoqué y lo grabé en 4:3 🙁 )

Ilha do Guajirú

Etapa 4. Jericoacoara

Día 8: Icaraí de Amontada

Cargamos el coche y nos vamos a Icaraí de Amontada. Se tarda casi una hora desde Ilha de Guajirú. Nuevamente nos encontraremos una playa encantadora pero es la primera y última vez que tuvimos viento un poco raro. No entra del todo bien en la playa del pueblo y tendréis que alejaros de este para navegar. Para encontrar el spot tenéis que ir dirección a Moitas. Yendo hacia allí en una curva a izquierdas sale un camino hacia la playa. Aparcad al final. Si llegáis con el coche a donde están los molinos de viento entonces os habéis pasado el camino. A mi el spot no me gustó demasiado por las condiciones del viento, si tuviera que quitar un día en el viaje, éste sería la primera opción. Ojo, con esto no quiero decir que el spot sea malo. Lo que pasa es que los otros son brutales. Al final de la jornada nos vamos a dormir a Jericoacoara. ¡Atención que tenéis 3 horas de coche!

Jericoacoara

Éste es uno de los pueblos más especiales que os vais a encontrar. En la bahía de “Jeri” no se navega muy bien porque está sotaventada. Por lo que tendréis que ir hacia barlovento para tener buen viento. Si veis una foto de la zona lo vais a entender de momento. La belleza de Jeri son sus calles, su gente y su ambiente. Un chico argentino nos dijo: “dejad los kites en el coche y vivid Jeri”. Tenía toda la razón. Al atardecer la gente se va a  una duna que hay junto a Jeri para ver la puesta de sol. Encontrarla no te será muy complicado, pregunta por la duna “por do sol”. Cuando cae la noche las calles se llenan de gente con ganas de buen rollo. Hay multitud de sitios para comer y más de 200 posadas. Nosotros elegimos la Posada Sahara. Fue todo un acierto. Podéis echadle un vistazo pinchando en este enlace y entenderéis por qué.

Bahía de Jeri. El viento viene desde donde están las casas.

Calles de Jeri

Duna de la puesta de sol en Jeri

Día 9: Downwind de Preà a Jeri.

Tenéis que hablar con un buggeiro para que os lleve a la “Barraca do Kite” en  Preá. Os debe cobrar unos 10 reales por persona. Allí infláis los kites, no hace falta que os llevéis vuestro hinchador, y navegáis un rato. Cuando os apetezca os bajáis en downwind hacia Jeri. Hay que tener cuidado con 2 cosas. Cuando os acerquéis a Jeri tenéis que abriros a alta mar porque el viento se choca contra la montaña y lo rebota hacia el mar. No hay peligro ninguno. Cuando paséis a los windsurfistas no os metáis hacia la playa de Jeri, veréis cómo no hay nada de viento en la playa. Recuerda que es la zona sotaventada. Tenéis que navegar hacia la duna de la puesta de sol. Cuanto más abajo mejor. Seguramente habrá allí cometas y escuelas navegando. Terminad de navegar y subiros a la duna a ver la puesta de sol. Es un momento mágico.

Día 10: Vuelta a casa.

Se acaba el viaje 🙁 Han sido 10 días inolvidables. Seguramente el avión saldrá a las 23:05 hacia Lisboa así que si no estáis muy machacados podéis ir al spot que más os haya gustado para echar un par de horas aunque con lo que llevamos en el cuerpo yo creo que ya es suficiente.

+Fotos del viaje aquí+ 🙂

DUDAS QUE TENÍA ANTES DE VIAJAR

¿Cuanto dinero vais a necesitar? Brasil no es un país caro, el problema es que los sitios donde vais a pasar el tiempo son zonas de turistas y ya sabéis lo que pasa en esas zonas. Para comer podéis gastaros desde 30 reales 2 personas, si coméis en las barbacoas que encontraréis en las calles del pueblo hasta unos 50 euros por persona. El alojamiento en el meeting point es totalmente recomendable. Según la temporada los precios rondan los 20 euros. Comprobaréis como, según vais subiendo hacia arriba, para tener la misma calidad de alojamiento hay que pagar más. El alojamiento en Guajirú es más caro que en ningún otro sitio. Allí hay pocas opciones así que… El alojamiento en Nomade Kite Camp sale a 60 reales por persona pero las habitaciones son compartidas. El alojamiento en Jericoacoara sale por 55€ la noche. La posada es una pasada y el dueño es súper atento.

¿Cuanto cuesta el vuelo? Volando con TAP Portugal desde Malaga a Fortaleza con escala en Lisboa nos ha salido por 1100€ i/v +100€ que nos cobraron a la vuelta por exceso de equipaje. He estado mirando precios con un año de antelacion y los podeis encontrar por unos 850€. 

El Downwind de Ilha do Guajirú hay que contratarlo con anterioridad. Llamad unos días antes para aseguraros de la hora ya que depende de la marea. Sale a 45 reales por persona. El de Preá a  Jeri no es necesario contratarlo. Podéis hacerlo sin guía y sin buggie. Basta con que paréis a uno a la salida del pueblo para que os lleve. Nos faltó hacer un tercer downwind de Jeri a Guriú o un poco más allá, hasta Tatajuba. Si tenéis ganas de más, ya sabéis.

¿Es seguro viajar con la familia y con niños pequeños? Totalmente seguro. Al principio os chocará un poco el contraste pero en cuanto llevéis allí unos cuantos días os haréis a ello. En el avión vais a ver unas cuantas familias de europeos viajando con niños. Quizás lo más recomendable sea establecerse en un sitio.

¿Seguro médico? Nosotros no llevamos ningún seguro médico aunque se supone que el privado que tenemos en España nos cubría allí. Afortunadamente no tuvimos que usarlo.

¿Que medidas de cometas me llevaría? Me llevé mis switch element de 7, 9 y 12 metros. Ahora, si volviera, me llevaría una 7 y una 10. Peso 80 kilos y navegué todos los días con 9 metros. Los primeros días, en la zona de Cumbuco a primera y última hora iba un poco corto, luego, a mitad del día apretaba. El resto de días navegué perfectamente. Tan solo use la 7 para hacer el downwind de Prea a Jeri porque decían que iba a haber mucho viento pero al final se quedó en nada y solo tenía la 7 en el buggie 🙁 Por eso digo que con una 10 habría tirado perfecto todos los días y una 7 por si acaso. Si no tenéis pensado ir a Jeri, con una 10 tenéis para todo el viaje. En cuanto a la tabla, nos llevamos solo el twintip para no tener que pagar un tercer boardbag y además evitar que nos rompieran las tablas de surfing.

¿Cómo moverse por los sitios? Si queréis hacer el viaje de arriba, tenéis que alquilar un coche. Si no, podéis ir haciendo transfers, pero aún así, yo creo que son más caros que alquilar un coche.

Si tienes alguna duda solo tienes que preguntar en los comentarios de abajo y estaré encantado en ayudarte en lo que pueda.

Agradecimientos

Gracias a Emilio Haro por echarnos un cable con los sitios a visitar. Gracias a Casimiro y a Claudia León por enseñarnos Cumbuco y por todos los buenos momentos que nos hicisteis pasar por allí. A Patricia de Posada Blauset y a Francisco de Nomade Kite Camp por el trato tan exquisito.

Todo lo bueno se acaba.

Deja un comentario