“Ola k tal”, “hay muchos cabrones pero solo un cabronsky”, “El piloto”, “Gondolero”, “Gente de Adra no se hablan, ¡Se ladran!” …

Lo conocí hará 3 o 4 años en Playa Granada, en la caseta de Jose el de Awa. Me pareció un tipo peculiar. Un alemán que viajaba con su perro en un camión camperizado por toda la costa española haciendo paddle surf.

Al poco tiempo lo encontré en una publicación de facebook y empecé a seguirlo. Eran asombrosas todas sus publicaciones; fotos con el labio partido, fotos de restos de basura, chicas guapas, Victor Fernández volando a 10 metros de altura, sus amigos, accidentes de tráfico, su perro chulo, cuando se le rompió el disco duro del ordenador … Nada se escapaba al objetivo de su cámara ni a su muro de facebook.

Tengo que decir que admiro esa forma de vida. Admiro a las personas que son capaces de dejarlo todo para vivir su sueño, o simplemente aquellas personas que llegado el momento deciden cambiar el rumbo de su vida para viajar por el mundo. No se cuando decidió hacer esto porque, sinceramente, no lo conocía mucho, pero no sé por qué, me producía buen rollo ver aparecer su camión por Almerimar.

Hace un par de semanas que lo vi por última vez. Estaba haciendo el vídeo del artículo del volkswagen buzz y apareció por allí con su bici. Estaba grabando este vídeo de Victor y sus alumnos windsurfistas.

Desde este humilde blog de deportes de agua quiero enviarte mi más sincero pésame. Aunque, seguramente, allí donde estés, acompañado ya de tu perro Chulo, continuarás disfrutando de la eternidad.

¡Buen viento Cabronsky!


Más fotos de Jens en su perfil de Facebook.

Su perro Chulo

3 Comentarios

Deja un comentario